Thermomix® San Sebastián

Lazaro Perez Susana

Soy Team Leader de Thermomix® en Gipuzkoa. Mi forma de ver la cocina cambió cuando mi marido me regaló mi primer Thermomix® en 2007. Un poco más tarde convertí mi pasión por la cocina en mi vida profesional. Me encanta lo que hago!

Ya eres usuario de Thermomix® y no tienes agente comercial?  Puedes ponerte en contacto conmigo a través del botón hacer consulta. No tienes Thermomix® y te gustaría conocerlo? Rellena el formulario y yo te llamo gratis. Hablamos pronto!    

Soy Team Leader de Thermomix® en Gipuzkoa. Mi forma de ver la cocina cambió cuando mi marido me regaló mi primer Thermomix® en 2007. Un poco más tarde convertí mi pasión por la cocina en mi vida profesional. Me encanta lo que hago!

Ya eres usuario de Thermomix® y no tienes agente comercial?  Puedes ponerte en contacto conmigo a través del botón hacer consulta. No tienes Thermomix® y te gustaría conocerlo? Rellena el formulario y yo te llamo gratis. Hablamos pronto!    

Roscas de candil

10 enero 2016
10 enero 2016
Categoría:

Hola! Qué buenas son estas rosquillas, muy blanditas y que se hacen al estilo antiguo, en una herramienta de cocina que nos recuerda a los antiguos candiles, que servían para iluminar las casas cuando no había energía eléctrica. El mio me lo regaló mi tía Esther, que es una gran repostera.   Ingredientes 100 gr de aceite AOVE la piel de 1 limón sin la parte blanca 4 huevos 100 gr de leche 100 de licor de anís 300 gr de azúcar 350 gr de harina de repostería 1 sobre de levadura química aceite de girasol para freir 1 cs de canela molida Preparación Ponga en el vaso el aceite y la piel de limón y programe 7 min varoma v1. Retire del vaso, cuele, deje enfriar y reserve Sin lavar el vaso, ponga los huevos y bata 10 seg v 31/2 Incorpore el aceite reservado, la leche, el licor y 200 gr de azúcar. Programe 1 min v4 Añada la harina y la levadura y programe 1 min v4 Caliente el aceite y cuando esté caliente introduzca el candil (molde para hacer las rosquillas). Retírelo y llénelo hasta la mitad con la masa. Sumérjalo en el aceite (tienen que estar caliente, pero no demasiado), la rosquilla se irá despegando. Cuando esté dorada por un lado dele la vuelta con la ayuda de una cuchara. Proceda de la misma forma con el resto de la masa Ponga las rosquillas sobre papel de cocina absorbente para escurrir el aceite Mezcle en un cuenco los 100 gr de azúcar restante y la canela y espolvoree las rosquillas   Bon appetit!  

Solicita demostración
10 enero 2016